¿Qué es el Growth-Driven Design?

Partamos de la base de que tu web es tu mayor activo de marketing online y también tu mejor vendedor. Se ha constatado que actualmente el 70% del proceso de compra se realiza antes de contactar por primera vez con el departamento de ventas. ¿Dónde se produce este conocimiento previo? En tu web. Así pues, si tu web es tu activo de marketing principal y tu vendedor número 1 el proceso de diseño o rediseño web es un proceso crítico.

Tu web es tu activo principal de marketing y tu vendedor nº 1

En el siempre cambiante mundo del marketing, las empresas gastan tiempo y dinero en exceso con sus sistemas tradicionales de rediseño web que generalmente acaban con sobrecostes y fechas de entrega incumplidas. El rediseño web tradicional es poco predictivo y no recibe actualizaciones periódicas ni mejoras lo que hace que se haga necesario un nuevo rediseño al cabo de unos dos años en el mejor de los casos.
El Growth-Driven Design supone un nuevo acercamiento al diseño y rediseño web. Permite reducir grandes costes iniciales y desarrollar un sistema de mejoras continuas que mantienen tu web actualizada y sin fecha de caducidad.

Los tres principios de Growth-Drive Design

Minimizar riesgos

Minimizar riesgos al ahorrar tiempo y altos costes iniciales del diseño web tradicional. El diseño web tradicional acaba a menudo con sobrecostes añadidos y fechas de entrega aplazadas. El diseño web tradicional se basa en supuestos no validados con lo que no se pueden garantizar resultados de mejora.

Aprender y mejorar

Se estudian los datos para seguir el recorrido de tus visitantes y su experiencia de usuario. Esta información permite planear mejoras educadas y dirigidas en adelante.

Informar a Ventas y Marketing

Todo lo aprendido sobre tus visitantes ayuda a informar a los departamentos de marketing y ventas y mejorar así sus tácticas y estrategias.

El proceso de Growth-Driven Design

Hoy día muchas webs se desarrollan sin tener unos objetivos claros. El Growth-Driven Design te permite acortar el periodo de lanzamiento de tu web al enfocarse en los elementos de mayor impacto, aprender de tus visitantes y ofrecerles mejoras continuas. El Growth-Driven Design se divide en dos fases.

Fase 1

Esta fase es muy similar a la de un proceso tradicional de diseño web. En primer lugar se trabaja la estrategia para la web que incluya los elementos clave para tu empresa, entonces se desarrolla una lista de deseos a incorporar en el futuro (que será dinámica y se ampliará con el tiempo). Finalmente se crea una web en forma plataforma de lanzamiento. Esta fase puede durar de 30 a 45 días.

Fase 2

En la fase dos se procede con un ciclo de 4 pasos en los que los elementos de acción de tu lista de deseos basados en tus buyer personas y la información recogida de tus visitantes se desarrollan y testean. Transferimos lo aprendido a marketing y ventas y al propio proceso. Una vez completado el ciclo se vuelve a la lista de deseos y se vuelve a empezar el ciclo.

DESCARGA NUESTRO EBOOK GRATUITO
Introducción al Growth-Driven Design

DESCARGAR