Growth Driven Design: la metodología que revoluciona el diseño web

 “Tenemos que rediseñar nuestro sitio web”. Esta frase suele dar miedo. Inevitablemente, piensas: tres meses enfocados en el rediseño del sitio, auditorías de contenido, ejercicios de clasificación de menús, pruebas de usabilidad, frustraciones sobre el presupuesto…

El marketing -la razón por la cual se crea una web- también se ve obligado a cambiar el enfoque de las actividades normales para tratar con estos problemas de diseño que absorben todo cambio. En el mejor de los casos (sólo en el mejor de los casos) el nuevo rediseño podría mejorar los resultados del negocio.

Pero aquí está el tema: las estrategias de marketing no pueden estar tres meses apagadas por un simple rediseño. Es aquí donde entra el Growth Driven Design (GDD).

Por qué es mejor el Grwoth Driven Design que el diseño web tradicional

El GDD es una fusión entre el rediseño de un sitio y la consecución de objetivos de marketing. El Growth Driven Design logra minimizar los riesgos del diseño tradicional de páginas web a través de un enfoque sistemático que acorta el tiempo de lanzamiento de la web centrándose en el impacto real y el aprendizaje y mejora continuos.

En lugar de planear hacer todo el sitio al mismo tiempo, el GDD se centra en iteraciones, o "sprints", para plazos más cortos (que son menos arriesgados y menos costosos).

En lugar de llevar a cabo un rediseño del sitio cada dos o tres años con contenido obsoleto que ya no se alinea con las prioridades de la organización, el Growth Driven Design logra hacer mejoras de rendimiento informadas en tu sitio basadas en pruebas, aprendizaje continuo e investigación derivada del comportamientos de los visitantes en tu sitio.

En lugar de monopolizar a tu equipo de marketing durante tres meses, el Growth Driven Design está estrechamente integrado con el marketing y las ventas.

Las enseñanzas de los visitantes del sitio se usan para informar y mejorar las estrategias y tácticas de marketing y ventas y rediseño del GDD y viceversa.

Al hacerlo, el Growth Driven Design ofrece un modelo más adaptativo donde las empresas pueden cambiar sus planes de acción de marketing basándose en las condiciones y los obstáculos que encuentran sus visitantes o clientes potenciales.

¿Cómo funciona el Growth Driven Design?

Se puede pensar que el GDD tiene dos fases: la fase de estrategia y de lanzamiento (que dura un mes) y la fase de desarrollo iterativo y mejora continua (que tiene lugar durante los próximos once meses).

Primera fase: Estrategia y plataforma de lanzamiento

Strategy & Buyer Personas

Al igual que con el diseño web tradicional, el proceso del Growth Driven Design comienza con la estrategia y la formación de objetivos para que sepas lo que estás tratando de lograr, y a quién estás tratando de llegar. En este artículo te hablamos de esto: 'Estrategia, el primer paso del Growuth Driven Design'.

Auditoría del sitio web

Con los objetivos en mano, harás la investigación cuantitativa a través de un Web site y de una auditoría de los análisis que explorarán cómo los usuarios llegan a tu sitio, interaccionan con él, y por qué se van de las páginas rebotados.  

El Growth Driven Design también te ayudará a hacer suposiciones fundamentales sobre: 

  • Por qué los usuarios vienen a tu sitio
  • La propuesta de valor que reciben
  • ¿Cómo están accediendo a ella (es decir, desde su escritorio en el trabajo o desde un dispositivo móvil…)

Aprenderás por qué están tomando una acción en particular en un momento determinado, y serás capaz de incorporar esta visión en tu estrategia global y estrategia de página específica para las páginas de alto rendimiento.

Lista de deseos

Finalmente, crearás una lista de deseos de todo lo que tú y el cliente pueden pensar para mejorar e incrementar el impacto del sitio (por ejemplo, nuevos módulos, nuevas características de diseño o navegación, integraciones, funcionalidad o páginas adicionales).

En un rediseño de sitios web tradicional, el lanzamiento del sitio es el punto donde termina el proyecto, pero con el growth Driven design es la etapa inicial de un proceso de mejora continua.

Este proceso comienza con una lista de deseos de 80/20, en la que se incorpora el 20% de la acción que inspirará el 80% del impacto.

El siguiente paso implica el trabajo estándar que haces con un diseño web tradicional:

  • Diseñar el contenido y los mensajes
  • Arquitectura informacional
  • Programación y desarrollo

En este artículo, 'El ciclo de mejora continua del Growth Driven Design', te contamos que después de esto, seguirás configurando ideas de recolección de datos durante el proceso del GDD y comprobando los datos para asegurarte de que vas en la dirección correcta. Completando el proceso de la fase uno, las ideas que no se implantaron en la primera ronda se pueden clasificar en posteriores fases:

Oportunidades para aumentar la conversión:

Esto incluye oportunidades de conversión de contenido, puntos de conversión, rutas de usuario y flujos, propuestas de valor en el sitio, pruebas divididas y pruebas A / B.

Mejoras en la experiencia del usuario:

Puede haber algunas coincidencias con las oportunidades de aumentar la conversión, pero esta lista podría incluir ideas para mejorar la navegación y un mejor sistema de etiquetado. También podría incluir una mejor funcionalidad de búsqueda, sugerencia o filtrado, y la colocación de los botones de la interfaz de usuario (dónde están y cómo están ubicados en el sitio) y cómo se ve afectada la experiencia de usuario móvil.

Personalizaciones basadas en el usuario:

Es muy conveniente segmentar las listas de correo para enviar mensajes diferentes a diferentes grupos de clientes potenciales. Desafortunadamente, esta estrategia no suele emplearse como una de las mejores prácticas enre empresas.

Para los clientes que utilizan Hubspot (software especializado en inbound marketing) la funcionalidad de contenido inteligente se personaliza para cada usuario. Muchas empresas carecen de un sistema para implementar el contenido personalizado.

El Growth Driven Design unido a una estrategia de inbound marketing ofrece esta oportunidad. No es más que un proceso que puedes analizar semanalmente o mensualmente de manera continua para que puedas actualizar tu lista de deseos y adaptar tu sitio en función de la personalización del usuario, el interés demostrado por el visitante o las acciones anteriores realizadas por él.

Un activo más de marketing para construir:

Así como las empresas tienen activos como software, herramientas de automatización… tu sitio web también es uno de los activos de marketing más importantes.

Tu blog y tus cuentas sociales son recursos adicionales que puedes utilizar para aumentar el tránsito y obtener más conversiones de leads desde tu sitio.

Este es el tipo de activo de marketing que debe tratar de crear para tus clientes mediante el Growth Driven Design. Los recursos de marketing, como la sección del sitio web es muy importante y debes darle el valor que se merece y estar en un constante cambio adaptado a las necesidades de tu público potencial.

¿Quieres realizar una estrategia preparada para convertir? ¡Te ayudamos!

Introducción al Growth-Driven Design

 

FÓRMULA ESCRITA POR:
Jordi Navarrete Fernández

Fundador y director de Inbound Emotion, además de redactor prolífico que encontraréis en las redes sociales. Hace casi dos décadas que trabaja en el mundo digital y siente auténtica pasión por el inbound marketing, la tecnologia, internet y su familia.

Sígueme en:
¿QUÉ TE HA PARECIDO LA FORMULA?
¿QUIERES ESTAR A LA ÚLTIMA EN INBOUND MARKETING?

Suscríbete a nuestro blog y recibirás novedades, noticias y material descargable de forma totalmente gratuita. Sin spam, sólo información de tu interés.