<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=1900496326931529&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Diccionario de Inbound Marketing XIV

53_56_CASTUna semana más os traemos nuevas entradas de nuestro Diccionario de Inbound Marketing: Big Data, Bouce Rate, Branding y Compras sociales. Podéis descargaros la versión completa de la segunda edición ampliada a 75 términos en pdf al final de este post.

¿Qué es el "big data" o datos masivos?

De acuerdo con el Termcat, los datos masivos, conocidos también con el término inglés «big data», son «el conjunto de datos que por su volumen, su naturaleza y la velocidad a la que deben ser procesadas rebasan la capacidad de los sistemas informáticos habituales ».

Por lo tanto, si son tan grandes que la mayoría de herramientas no pueden gestionarlas, ¿qué valor tienen los datos masivos para tu equipo de marketing? Tu empresa tiene información personal sobre sus clientes, tales como el historial de compras, cuánto gastan y cuando compran. Si combinas estos datos con las macrotendencias generales disponibles, podrás crear mensajes personalizados para grupos cada vez más segmentados, de modo que la gente no tenga que recibir mensajes generales que no les aporten nada y sean fáciles de olvidar.

¿Cómo pueden las empresas aprovechar los datos masivos?

Según un estudio de Accenture, que hemos encontrado a través de PuroMarketing, «el uso de la ingeniería de datos influye especialmente en la relación con el cliente (37%), en el proceso de desarrollo de productos (26%) y en la organización operacional (15%). »Pero, a pesar de que hoy en día todavía se utiliza sobre todo por aspectos más técnicos, los datos masivos también pueden tener un gran peso a la hora de emitir predicciones de futuro.

En estos momentos, ya es posible aplicar esta tecnología sin gastarse miles de euros para ponerla en marcha: con una herramienta de marketing como la de Hubspot, es posible crear marketing personalizado muy fácilmente.

¿Qué es bounce rate o ratio de rebote?

El ratio de rebote, a veces llamado con el equivalente inglés «bounce rate" (o incluso las siglas BR), puede referirse a dos conceptos relacionados pero diferentes:

  • Ratio de rebote de un sitio web. El porcentaje de internautas que llegan a una de las páginas de tu sitio web y salen sin haber mirado hacia otra página o sin haber pulsado en ningún elemento. Las razones principales para que un sitio web tenga un ratio de rebote alto suelen ser la falta de contenido o contenido no relevante, tiempo de carga demasiado largo, falta de optimización para móvil, interfaz y navegación difícil de usar o diseño poco atractivo. La ratio media de rebote depende del tipo de página, pero por norma general podemos decir que un porcentaje alto conllevará un ratio de conversión baja, ya que los usuarios no se quedan bastante tiempo en la web para ser influidos por sus contenidos.

  • Ratio de rebote de un correo electrónico. El porcentaje de correos electrónicos que no han llegado a la bandeja de entrada de los destinatarios. Las razones principales para que un correo no llegue al destinatario es que la lista es antigua y los datos han quedado desfasadas, que las direcciones son alquiladas o compradas o bien no existen (el usuario proporcionó una dirección falsa). Antes de eliminar un correo de tu base datos, sin embargo, ten presente que se pueden distinguir dos tipos de rebotes: los permanentes (que no se podrán entregar nunca), y los temporales (correos que quizá no se han podido entregar por razones que pueden cambiar, como por ejemplo que el mensaje es demasiado grande o el buzón estaba llena). Lo ideal es mantener el ratio de rebote de un correo electrónico por debajo del 2%.

¿Qué es el «branding»?

El «branding» es el proceso de creación de la imagen de marca de una empresa. En el diccionario de Termcat se ha traducido como «construcción de marca» y la definición explica que es una «actividad de marketing, especialmente de comunicación, orientada a dar personalidad propia a una marca y a reforzar su identidad.»

El branding va mucho más allá de un logo, un anuncio en tal o cual lugar o el diseño gráfico del material. Se trata, en realidad, de la percepción o imagen mental que tienen los consumidores cuando se habla de una empresa, persona o lugar y combina los aspectos objetivos con los emocionales.

Por ejemplo, cuando hablamos de Coca-Cola, pensamos en una bebida con gas, pero también en un momento de relajación; o, cuando hablamos de París, pensamos en la Torre Eiffel, pero también en un lugar romántico.

Las empresas deben desarrollar una estrategia de marca que planee clara y concisamente qué, cómo, cuándo ya quién comunicar los productos y servicios que comercializan para dejar claro a los usuarios lo que pueden esperar de ellas.

El primer paso será definir los valores representativos de la marca:

  • Declaración de objetivos o intenciones: ¿por qué hacéis lo que hacéis?

  • Posicionamiento: ¿qué os hace diferentes?

  • Esencia: ¿qué palabra o concepto os representa?

Una vez la empresa ha decidido la imagen que quiere transmitir, habrá que poner en marcha a través de tantos medios y formatos como crea conveniente, desde el eslogan o el uniforme, hasta el embalaje o la tipografía que utiliza: todo ello transmite sutilmente una imagen que finalmente consigue que los clientes estén dispuestos a gastar más o menos o hacer ciertos esfuerzos para comprar una marca en particular.

¿Qué son las compras sociales?

Las compras sociales, conocidas como «social shopping» en inglés, son la integración de los aspectos inherentes de las redes sociales -los comentarios entre amigos, la interacción, el intercambio de opiniones, etc.- en las compras online a través de comercios electrónicos.

Hace tan sólo unos años, ir de "compras sociales» hacía referencia a comprar en una tienda en línea que tenía una página de Facebook y Twitter. Sin embargo, todavía no resultaba muy gratificante en comparación con ir a la tienda física y hacer la compra: como todas las actividades online, transmitía un cierto sentimiento de aislamiento.

Ahora, gracias a la aplicación de técnicas de Ludificación (a veces llamadas con el término inglés «gamification»), se ha conseguido transmitir una experiencia más divertida combinando aspectos sociales fundamentales como compartir con amigos e interactuar con otros. De este modo, además, se satisface el deseo natural de contar con la aprobación del grupo.

Para aprovechar esta nueva frontera de las ventas online, es necesario que las empresas faciliten a los usuarios la posibilidad de recomendar, evaluar, compartir dudas y opiniones, conocer otros usuarios y comprar a través de las redes sociales, ya que de esta manera se consigue que los visitantes conozcan más productos a través de otros usuarios.

 

La semana que viene te traeremos cuatro nuevas entradas, si no quieres esperar puedes descargarte aquí la versión completa del Diccionario de inbound marketing segunda edición ampliada a 75 términos.

Diccionario del inbound marketing  

FÓRMULA ESCRITA POR:
Rita Soler Colin

Creadora de contenidos, traductora y linguísta empedernida. Previamente habia trabajado en el mundo del e-commerce y la comunicación y cree que la información es una herramienta muy poderosa

Sígueme en:
¿QUÉ TE HA PARECIDO LA FORMULA?
• Últimas Entradas •
¿QUIERES ESTAR A LA ÚLTIMA EN INBOUND MARKETING?

Suscríbete a nuestro blog y recibirás novedades, noticias y material descargable de forma totalmente gratuita. Sin spam, sólo información de tu interés.